NUESTRA INSTITUCIÓN

La Fundación Sonreír nace en 1996 bajo el liderazgo de la señora Lucila Barrera de Pimiento, animada por un objetivo estrictamente social, que apoyada por un equipo interdisciplinario de profesionales de la región, crearon esta entidad con el objetivo de mejorar la calidad de vida muchas personas con malformaciones congénitas, en especial quienes nacieran con labio y paladar hendido, pie chapín, malformaciones en manos  y otras patologías como estrabismo y catarata congénitas.  

Frente a este panorama latente en la región caribe la Fundación SONREÍR brinda a las comunidades indígena y campesina una alternativa de salud y el mejoramiento de su calidad de vida a esta población de alta vulnerabilidad.

Nuestro objetivo social sigue vigente y cada ves más seguro, además,  brinda apoyo sicosocial a las familias objeto de atención.

A fin de ser una entidad auto sostenible, la Fundación Sonreír, trabaja día a día ofertando y prestando sus servicios de salud  en las especialidades de Cirugía Pediátrica, Cirugía General, Cirugía Plástica y Reconstructiva, Oftalmología, Otorrinolaringología, Dermatología, Optometría, Fonoudiología, entre otras.

Esta tarea le permite sostener con recursos propios su programa social por el cual nació y subsiste: Brindar atención integral y gratuita a los niños y personas adultas que con malformaciones congénitas como labio leporino y paladar hendido, malformación en mano, pie, estrabismo y catarata, entre otras.

                                           Sra. Lucila Barrera de Pimineto y jovenes operados en la Fundación